jueves, 20 de enero de 2011

POMPOARISMO: EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA

Próximos cursos:
Sábado 24 de mayo, 3 - 6 pm - Barranquilla
8 de marzo - Bogotá
Informes: 3106302444






Por Dr. José Manuel González Rodríguez
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer sus relaciones…
Consultorio en Bogotá: Carrera 25 No. 52-35 (Galerias). Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334 (Buenavista). Citas: 3106302444.
Puedes acceder a mi WhatsApp, Twitter, You Tube, Blog, Google+, Instagram, Facebook, LinkedIn y el grupo de información en Yahoo en mi web: http://www.drjmgonzalez.com


Según los expertos, POMPOAR es una palabra originaria del Sur de la India, en el idioma local se escribe 'pâm-pohur'. La palabra designa el control mental de la mujer sobre su musculatura circunvaginal.

Los ejercicios para fortalecer estos músculos, para aumentar el placer mutuo durante las relaciones sexuales, se practican desde hace cerca de 3.000 años. Nacieron en India, fueron perfeccionados en Japón y Tailandia.


El diccionario Michaelis explica que pompear es la contracción voluntaria de los músculos circunvaginales, con el fin de inducir sensaciones eróticas en el pene durante el acto sexual. Tal práctica prolonga e intensifica el placer sexual de ambos, mujer y hombre. En cuanto a esto parece no haber duda. Por los relatos de quien vive esta experiencia, una pompoarista tiene varios orgasmos intensos y lleva a su pareja, por medio de masajes que su vagina le hace en el pene, a obtener sensaciones de placer indescriptibles. En la costa Caribe colombiana se conoce como "chupadera" (y se habla de que esa mujer tiene chupadera).

Los músculos que intensifican el placer

Hace mucho tiempo que los sexólogos tienen conocimiento de la importancia del fortalecimiento de los músculos vaginales y sus contracciones para el orgasmo femenino y para el placer del hombre. Los músculos pubococcigeos son un grupo de músculos que se extienden desde el hueso púbico hasta el coxis. En el hombre son responsables de la contracción que impide que la eyaculación ocurra, evitando la expulsión del semen. El orgasmo múltiple masculino depende del fortalecimiento de estos músculos. En la mujer ellos introducen las contracciones rítmicas que están asociadas al orgasmo.

Como ocurre con los músculos que no son usados frecuentemente, la falta de ejercicio hace que los pubococcigeos tiendan a tornarse flácidos. Existen ejercicios elaborados para que estos músculos puedan ser ejercitados, como cualquier otro.

Los músculos pubococcigeos bien ejercitados van a posibilitar al hombre erecciones más largas y mayor control de la eyaculación. En la mujer, un mayor placer con la penetración vaginal, por el aumento de la sensibilidad a los estímulos físicos. Con el manejo adecuado de estos músculos se puede "disparar" el orgasmo cuando hay dificultades para conseguirlo. En contrapartida, una extrema tensión de estos músculos ocasiona en las mujeres disfunciones tales como vaginismo, cuando la penetración del pene se torna dolorosa.

Aprendiendo a ser pompoarista



Curso de Pompoarismo en CEPSISEX de Barranquilla

Para ser una pompoarista es necesario entrenamiento, como para manejar bicicleta (nadie nace sabiendo montar bicicleta). Existen profesores y profesoras que pompoarizan (preparan a la mujer para la práctica eficiente de pompoar). A su vez estas pompoaristas entrenadas son exhortadas a enseñar las técnicas a sus hijas y otras mujeres.



Anatomía de la vagina

La vagina es un orificio virtual, con profundidades de 8 a 15 cm, normalmente cerrado, se abre cuando la mujer se excita, posibilitando así la penetración del pene. Este movimiento de apertura y oclusión es efectuado por la musculatura circunvaginal, que está formada por un grupo de músculos que van desde su entrada hasta su interior.

Estos músculos pueden ser movidos en forma conjunta o por separado. Los movimientos pueden ser más fuertes y más rápidos en la medida en que la mujer los ejercita.
En la gran mayoría de las mujeres adultas esta musculatura se encuentra atrofiada por la falta de utilización sistemática.

La mujer pompoarista, por tener su musculatura vagina bien desarrollada y entrenada, a través de movimientos específicos, donde la fuerza y la velocidad son utilizadas en forma adecuada, siente mucho mas placer y ayuda al hombre a mantener el pene erecto retardando la eyaculación durante el acto sexual.

Movimientos básicos

Existen varios movimientos básicos que una pompoarista puede realizar durante el acto sexual:
- Succionar: chupar el pene.
- Estrangular: apretar el glande o cabeza del pene.
- Expeler: forzar la expulsión del pene, hasta que solo el glande continúe dentro.
- Ordeñar: masajear el pene de la pareja, apretando desde la base hacia la punta de forma rítmica y luego soltarlo.
- Revirgar: consiste en cerrar los labios del primer anillo de la vagina, dificultando así la entrada del pene. Este movimiento simula una vagina virgen.
- Torcer: mover el pene de la pareja apretando todos los anillos de la vagina y girando, en movimiento de torsión hacia la derecha o hacia la izquierda
- Trabar: contraer fuertemente la vagina impidiendo la salida del pene.
Estos movimientos pueden ser ejecutados con fuerza y velocidad adecuadas para cada pareja, pueden ser repetidos, alternados o combinados conforme a la preferencia, siempre con el objetivo de aumentar el placer sexual mutuo.
El movimiento de estrangulamiento, cuando es efectuado correctamente, también sirve para retardar la eyaculación y debe ser utilizado por mujeres que tienen parejas con eyaculación precoz. La combinación aleatoria de estos movimientos va a generar una gama enorme de secuencias que pueden proporcionar placer sexual, llevando a ambos integrantes de la pareja a orgasmos múltiples.





Taller en el Hotel El Campín de Bogotá 

Ejercicios clásicos iniciales para fortalecer la vagina y aumentar el placer


Lo ideal es ejercitarse diariamente, por la mañana y por la noche. Haga por lo menos tres series de 10 repeticiones para cada uno de estos ejercicios. Es muy frecuente sentir dificultades para mover los músculos de la vagina en las primeras tentativas pero no desanime. Vas a notar los resultados positivos en tus relaciones sexuales en las primeras semanas. 


1. Siéntate en una silla con las manos apoyadas en las piernas. Mantén los pies en paralelo y separados por unos 20 centímetros uno del otro. Contrae los músculos de la vagina, como se apretases algo dentro de ella. Cuenta hasta tres y relaja. Cada día, vas aumentando paulatinamente el tiempo de contracción hasta llegar a contar hasta diez. 


2. En la misma posición sentada, contrae y relaja los músculos de la vagina rápidamente. Lo mismo que el anterior ejercicio pero rápidamente. 


3. Acuéstate en la cama y mantén las piernas separadas y arqueadas. Meta un dedo en la vagina e intenta apretarlo lo máximo que puedas. Si no sientes presión, introduce dos dedos. Cuando la musculatura de la vagina esté más fuerte, vuelve a probar con un solo dedo. 


4. Acuéstate en la cama y mantén las piernas separadas y arqueadas. Meta un dedo o dos en la vagina e intente chuparlos con los músculos vaginales. Cuenta hasta tres y relaje. Parece imposible pero no te desanimes, es un ejercicio muy eficaz. 


5. Acuéstate en la cama, deja los brazos a lo largo del cuerpo y las piernas flexionadas. En esta posición inicial, contrae los glúteos y poco a poco eleva la cadera para acabar apoyándote en los hombros y pies. Vuelve despacio a la posición inicial y relaja los glúteos. 




6. En la posición inicial anterior, contrae el ano en tres tiempos, sin relajar. Primero una contracción ligera, seguida de una más fuerte y después una contracción de gran intensidad. Inmediatamente después contrae la vagina como se estuvieras succionando algo. Cuente hasta tres y relaja los músculos, primero los de la vagina y después los del ano. 


7. De pie, y con las piernas un poco flexionadas, pon las manos en cintura y deja los pies en paralelo separados por 20 o 30 centímetros. Contrae la parte interior de la vagina y mueve tu pelvis hacia adelante y arriba. Cuenta hasta tres y relaja.

 
8. En la misma posición de pie, has un movimiento continuo y circular, como se jugaras con un aro, solo que en cuatro fases: a. Mueve la pelvis hacia arriba y adelante; b. Mueve la cadera hacia la izquierda; c. Empuja el ano para tras; d. Mueve la cadera hacia la derecha. Haciendo un círculo con tus movimientos de cadera. 


9. De pie, con los brazos relajados a los largo del cuerpo, mantén los pies paralelos y distantes 20 centímetros uno de otros. Contrae las nalgas e intenta unirlas lo máximo que puedas. Cuenta hasta tres y relaja. 


10. En la posición anterior, contrae y relaja los músculos de la vagina de manera intensa y acelerada siguiendo el compás de una respiración acelerada.



Con Julieth Ramírez, trabajadora social, quien nos 
apoya en la parte logística en Bogotá 


En la Colombia se hacen cursos de Pompoarismo desde hace varios años, organizados por el Centro de Psicología y Sexología - CEPSISEX, dirigidos por el Dr. Jose Manuel Gonzalez.




6 comentarios:

  1. Buenos dias Dr. José Manuel...

    Excelente artículo sobre este importante tema el cual considero muy necesario para dar solidez a la relación de pareja. Creo que si todas las mujeres ejercitáramos nuestro músculo pubococcigeo creo que los problemas conyugales minimizarían ya que una gran cantidad de ellos se debe a la escasa creatividad en la intimidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno para dejar de pensar que el sexo es solo lo que se y no es mas totalmente equivocad0

    ResponderEliminar
  3. Si una mujer durante tres años o mas, no tiene ninguna actividad sexual, su vagina por ejemplo, se contrae o por decirlo de otra forma, se va cerrando ???? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. No se va cerrando, pero si pierde poco a poco su funcionalidad y efectividad para la vida intima. Órgano que no se usa se atrofia... Ahora, por simple interés en la salud general, es conveniente tener una vida sexual activa...

    ResponderEliminar
  5. en telesoledad, estamos muy interesados en renovar su programa.

    ResponderEliminar
  6. Agrolatina me interesa, llámame 3106302444

    ResponderEliminar