miércoles, 9 de marzo de 2011

CARTA DE LA SEMANA: JUGUETE SEXUAL

EL HERALDO, Revista MIÉRCOLES, 21 de abril de 2010   


Por José Manuel González
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer su relación conyugal.
En mi web: www.drjmgonzalez.com puedes comunicarte directamente conmigo y acceder a mi WhatsApp, Twitter, You Tube, Blog, Google+, Instagram, Facebook, LinkedIn y el grupo de información en Yahoo.
Consultorio en Bogotá: Carrera 25 No. 52-35 (Galerías). Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334 (Buenavista). Citas: (57) 3106302444



Dr. José Manuel González:
Mi marido y yo somos una pareja normal. Ambos somos profesionales y nos queremos mucho. Tenemos 2 hermosos hijos y en las relaciones intimas nos va bien.
Hay algo que me inquieta y quisiera preguntarle. Oí a una amiga algo acerca de un juguete erótico que hace sexo oral. Me llamo la atención, nunca había oído acerca de eso, me gusto la idea pero no sé si eso puede hacernos daño a mi matrimonio porque podría traernos alguna dependencia o algo así. ¿Qué piensa usted de usar cosas como esa?
Nos encantaría conocer su recomendación sobre este tema. Una admiradora más de sus escritos, Margarita

RESPUESTA

Querida amiga:
Los juguetes eróticos son ayudas tecnológicas para disfrutar más de la vida íntima. Estamos acostumbrados a usar televisores, hornos microondas, aires acondicionados, teléfonos celulares y muchos otros aparatos para mejorar la calidad de vida y disfrutar de las cosas cotidianas, pero parece que nos da miedo explorar el uso de estas ayudas para mejorar la intimidad de la vida conyugal.

No es cierto que una persona pueda volverse adicta a un juguete sexual, o que este haga daño al matrimonio. Así como la salsa de tomate no remplaza a la hamburguesa, los juguetes sexuales no remplazan a nuestro cónyuge.
Los juguetes sexuales complementan y enriquecen la relación sexual, así como el aire acondicionado favorece muchas de nuestras actividades sin remplazarlas. También ayudan a evitar la monotonía que muchas veces invade la esfera sexual de nuestras vidas.

Con respecto a tu inquietud, SQWEEL es un juguete erótico que simula las sensaciones producidas por el sexo oral. Es un aparatico con una rueda que posee 10 lenguas que giran 360 grados, a 3 velocidades distintas, para generar las sensaciones producidas por una boca que produce caricias eróticas. Está diseñado para mujeres, y para sus compañeros que a veces se cansan de besar cuando ella desea que el continúe estimulándola con su boca.  Es un juguete erótico diferente, que no vibra, no penetra, sino que simula una boca que se mueve a la velocidad que la persona desee sin cansarse. Indudablemente que su empleo puede ser muy útil para que la pareja disfrute mas sus encuentros íntimos. Si la idea te llama la atención, explora con tu marido y conocerás un poco más de las posibilidades que el disfrute sexual puede darles para enriquecer la vida conyugal.


Te recomiendo continuar leyendo:

MODELO AMIGOS-PADRES-AMANTES PARA LA ARMONÍA CONYUGAL:

CUESTIONARIO DE SATISFACCIÓN CON LA VIDA DE PAREJA:

SUGERENCIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN CON SU PAREJA:


EDUCACIÓN SEXUAL PARA ADULTOS - CURSO GRATUITO ON LINE:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2013/02/educacion-sexual-para-adultos-curso.html

POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/pompoarismo.html

RESPETAR EL USO DE LA PALABRA CUANDO CONVERSO CON MI PAREJA:

TERAPIA SEXUAL Y COACHING SEXUAL:



HACERLE EL AMOR A UN HOMBRE:

MUJER ENCANTADORA SEDUCTORA APASIONADA Y FELIZ:

¿DIVORCIO?:

¿HAY QUE TIRAR POR LA BORDA UN MATRIMONIO PORQUE SE DIO UNA INFIDELIDAD?:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2012/09/hay-que-tirar-por-la-borda-un.html

TERAPIA DE PAREJA:




1 comentario:

  1. Es muy interesante e importante que se deje de lado la discriminación hacia nosotros los gay. Yo estoy muy feliz con mi pareja
    y vivimos excelentemente y cada fin de semana vamos a Hoteles Gay Melgar
    de Melgar donde la privacidad, la discreción y el respeto por tu identidad sexual es la mayor preocupación. Amo ser gay.

    ResponderEliminar