miércoles, 9 de marzo de 2011

COMUNICACIÓN EN PAREJA Y RESPIRACIÓN BAJO EL AGUA

Tomado de: EL HERALDO, REVISTA MIÉRCOLES, 15 de abril de 2009

















Por Dr. José Manuel González, autor del “Método González”
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer su relación...
Consultorio en Bogotá: Calle 119 No. 7-14, Santa Ana Medical Center.
Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334, Centro Médico Vital.


Twitter: @drjosegonzalez



Citas Bogotá WhatsApp: (+57) 3106302444


Citas Barranquilla WhatsApp: (+57) 3017544461







En estos días estoy completando las actividades necesarias para recibir mi licencia PADI para bucear. Es un viejo proyecto que mi hija mayor – Elsa – y yo veníamos acariciando con ilusión y que hemos podido concretar en esta semana santa.


Son muchas las cosas que hemos aprendido en estos días con nuestro profesor – Arístides – pero la más importante se refiere a la respiración. Bajo el agua la respiración debe ser serena, profunda y constante. Si aprendes eso, la inmersión será una experiencia segura y deliciosa… ¡muy gratificante!.
De lo contrario se convierte en una práctica dolorosa y muchas veces peligrosa. 
    
Exactamente lo mismo ocurre con la comunicación en la vida de pareja: debe ser serena, profunda y continúa para que la vida conyugal sea armoniosa y gratificante.

Veámoslo más detenidamente:

Serenidad – el estado de ánimo tranquilo es importante para la buena comunicación. La ecuanimidad favorece el intercambio fluido de la información y los sentimientos positivos. Cuando perdemos la serenidad también perdemos el sano juicio, como usualmente se dice en Alcohólicos Anónimos. La lógica no nos funciona bien cuando nos alteramos y nuestras palpitaciones pasan de 100 por minuto. Para comunicarnos adecuadamente debemos estar serenos y tranquilos.

La pareja que quiere comunicarse bien tiene que aprender técnicas psicológicas contemporáneas para bajar la tensión cuando se conversa sobre temas álgidos. Una de las cosas que me da más placer es ayudar a los maridos – o a las esposas – irritables. Lograr que esas personas que se la pasan peleando con todo el mundo aprendan a controlar su carácter es muy agradable porque uno ve claramente como enseguida mejora la calidad de vida de estas personas. El método González insiste mucho en el autocontrol de la rabia. Para nosotros eso es básico.

Profundidad – los temas superficiales no favorecen el crecimiento de la intimidad. Conversar sobre lo que nos preocupa, alegra, interesa, entristece, enorgullece, etc. es lo que permite acercarnos más a nuestra pareja.

Algunas parejas se la pasan conversando sobre trivialidades, como el estado del tiempo, los resultados deportivos del fin de semana o las tragedias ocurridas en la telenovela de moda. Estas parejas casi nunca hablan de sus intimidades. Algunas veces porque sienten miedo de mostrarse tal cual son en realidad.

Lo importante aquí es atreverse a profundizar en nuestra comunicación personal. Hablar de nuestras metas y planes más deseados, de las satisfacciones que nos ha traído la cotidianidad, de las tristezas que nos acompañan en algún momento, del placer que nos proporciona el diario vivir, de la satisfacción que nos produce haber logrado algo, en fin de esas cosas buenas o desagradables que vivimos todos los días, es lo que más une a dos personas.

Cuando la gente no comparte su intimidad, comienza a separarse lentamente creando una barrera de incomunicación entre los dos. Ese proceso generalmente termina en divorcio.

Constancia – la persistencia es otra cualidad importante cuando nos comunicamos. Como todo en la vida, la comunicación se enfrenta a muchos obstáculos. Algunas veces la pareja deja de persistir en sus deseos de comunicarse porque estos obstáculos a la comunicación los desmotivan y poco a poco van apartándose hasta convertirse en dos desconocidos.

Shirley Mier – una de mis socias – señala acertadamente que muchas veces las personas que se resienten, o se enfurecen, con las cosas que sus parejas expresan libremente, crean un ambiente hostil que sus parejas aprenden a manejar con el silencio. En otras palabras, si una esposa se resiente por cada cosa que dice su marido, este aprende a no decirle nada para que ella no se resienta. Si un marido se pone rabioso cada vez que su esposa dice algo, ella aprende a evitar la ira de él, quedándose callada. Muchos de los problemas de comunicación se deben a que uno de los miembros de la pareja calla, o miente, para evitar las explosiones de ira o de resentimientos de la otra persona.

Lo importante aquí es la constancia. Persistir en comunicarse a pesar de que la otra persona no lo facilite.
Observa cómo es la comunicación entre tú pareja y tú. ¿Se dan estas características?  Si tu comunicación no es serena, profunda y constante las cosas andan mal… y pueden empeorar sin que ustedes se den cuenta, cosa que acabara con tu vida matrimonial.

Yo te invito a conversar sobre esto con tu pareja…


Te invito a leer:

ARTÍCULOS DE MI BLOG MÁS LEÍDOS…



PROGRAMA CLÍNICA DEL DR. GONZÁLEZ EN TELECARIBE

CLUB DE PAREJAS ARMONIOSAS


MÉTODO GONZÁLEZ:

EDUCACIÓN SEXUAL PARA ADULTOS: CURSO GRATUITO ON LINE
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2013/02/educacion-sexual-para-adultos-curso.html


ERECCIÓN DEL PENE: QUE PASA EN EL CUERPO DE UN HOMBRE AL EXCITARSE
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/09/ereccion-del-pene-que-pasa-en-el-cuerpo.html




PLENITUD SEXUAL FEMENINA:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/la-plenitud-sexual-femenina.html

POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA:




MODELO AMIGOS-PADRES-AMANTES PARA LA ARMONÍA CONYUGAL:


EXPERIENCIAS ERÓTICAS QUE DEBES VIVIR ANTES DE MORIR:




TE INVITO A LEER MI ARTÍCULO DE ESTA SEMANA EN LA REVISTA MIÉRCOLES:



PUEDES DESCARGAR GRATIS ALGUNOS DE MIS LIBROS EN:



1 comentario: