sábado, 10 de septiembre de 2011

SEXO CONTEMPORANEO: PENETRANDO AL HOMBRE QUE AMAS



Por Dr. José Manuel González, autor del “Método González”
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer su relación...
Consultorio en Bogotá: Calle 119 No. 7-14, Santa Ana Medical Center.
Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334, Centro Médico Vital.



Twitter: @drjosegonzalez



Citas Bogotá WhatsApp: (+57) 3106302444

Citas Barranquilla & On line WhatsApp: (+57) 3017544461

En el mundo están sucediéndose cambios en las costumbres sexuales que llegan a Barranquilla, para bien o para mal, como diría mi abuelita. Uno de ellos tiene que ver con la penetración del hombre durante las relaciones sexuales… y se llama pegging.


Hoy quiero escribirles sobre este tema y conocer tu opinión, a favor o en contra. Para ello te pido que después de leer este artículo me regales un mail con tu opinión al respecto.


Desde hace algunos años se viene hablando en el mundo occidental de pegging. El término fue creado por el famoso escritor Dan Savage, quien el 29 de noviembre de 2010 se refirió a este tema, con este nombre especifico, en el popular programa de la televisión norteamericana “The Colber Report”.


Antes de esta fecha, sin colocarle el nombre, la película “Myra Breckinrige”, dirigida por Michael Sarne, con Raquel Welch, John Huston, Farrah Fawcett y Tom Selleck había mostrado esa nueva práctica sexual en 1970. Hoy circulan muchas películas que muestran este tipo de relaciones sexuales entre parejas heterosexuales.


Según Wikipedia, pegging es una práctica sexual en la cual la mujer penetra el ano de su hombre con ayuda de un consolador que va sujeto a un arnés o a su propia vagina. En el mercado de los sex shop, y eso ya está ocurriendo en nuestro medio, la venta a parejas heterosexuales de arneses, o de consoladores dobles, ha aumentado significativamente en los últimos 2 años.

Los expertos que han estudiado esta nueva modalidad de actividad sexual entre parejas heterosexuales han encontrado que por lo general se obtienen dos tipos de placeres:


Placer físico. La mujer puede obtener una estimulación directa en su genital a través de la base del consolador, o en el caso de los consoladores dobles, mediante penetración vaginal. La mujer puede hacer uso de un vibrador que por lo general se ubica entre el consolador y su clítoris. Por su parte, el hombre recibe un estímulo directo por medio de la penetración anal y la estimulación de su próstata, en donde se localiza su punto G. Algunos hombres reportan que disfrutan masturbándose (o siendo manualmente estimulados por su compañera) durante el pegging.


Es importante recordar aquí que todos los anos, tanto en mujeres como en hombres, tienen sensibilidad. De no ser así, todos se cagarían en sus pantalones frecuentemente… ya que no se darían cuenta de que necesitan ir al baño a defecar.


Placer psicológico. Algunas personas practican el pegging porque disfrutan de los aspectos psicológicos de dominación y sumisión que implica la actividad. De hecho, con frecuencia los juegos de roles donde hay una dominación por parte de la mujer y una actitud sumisa del hombre, suelen culminar con la mujer penetrando al hombre analmente. Algunos títulos de publicaciones en internet llevan títulos sugestivos como “cuando los pantalones se los pone ella” o “como penetrar a tu novio” que le sugieren un cambio de roles a la mujer.


Los expertos insisten en que el mayor lastre que se arrastra todavía con respecto a este tipo de relaciones es que el hombre heterosexual no puede (porque no lo concibe) recibir una penetración. “Eso es cosa de maricones”, pensará más de uno sin saber lo equivocados que pueden estar y la fuente de orgasmos que se pueden perder.


Si se practica correctamente, los expertos consideran que el pegging puede ser gratificante para ambos.

Es obvio que la zona es delicada y requiere mucha atención y mimo. Por eso es imprescindible una buena comunicación entre los dos y tomárselo con calma. No sobra decir que se requiere una buena higiene y un buen lubricante. A veces, recomiendan los expertos, es mejor empezar con los dedos antes de pasar a un consolador.

¿Que opinas? Espero tus comentarios en:
jm@drjmgonzalez.com

Te invito a leer:

ARTÍCULOS DE MI BLOG MÁS LEÍDOS…



PROGRAMA CLÍNICA DEL DR. GONZÁLEZ EN TELECARIBE

CLUB DE PAREJAS ARMONIOSAS


MÉTODO GONZÁLEZ:

EDUCACIÓN SEXUAL PARA ADULTOS: CURSO GRATUITO ON LINE
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2013/02/educacion-sexual-para-adultos-curso.html


ERECCIÓN DEL PENE: QUE PASA EN EL CUERPO DE UN HOMBRE AL EXCITARSE
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/09/ereccion-del-pene-que-pasa-en-el-cuerpo.html




PLENITUD SEXUAL FEMENINA:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/la-plenitud-sexual-femenina.html

POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA:




MODELO AMIGOS-PADRES-AMANTES PARA LA ARMONÍA CONYUGAL:


EXPERIENCIAS ERÓTICAS QUE DEBES VIVIR ANTES DE MORIR:




TE INVITO A LEER MI ARTÍCULO DE ESTA SEMANA EN LA REVISTA MIÉRCOLES:


PUEDES DESCARGAR GRATIS ALGUNOS DE MIS LIBROS EN:








 

2 comentarios:

  1. yo lo he practicado con una amiga y la verdad cuando ella me penetro fue la sensación mas excitante del mundo las piernas me temblaron que hasta la respiración me falto llegue a un punto de excitación tal que no podía articular una palabra para mi que en ese momento era un macho vernáculo fue la mejor experiencia sexual de mi vida y espero el día de volverlo a repetir incluso me a cruzado la idea de probar con un hombre a ver que se siente tener un pene de carne adentro

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar