lunes, 18 de marzo de 2013

HACERLE EL AMOR A UNA MUJER


Por José Manuel González
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer su relación conyugal.
Consultorio en Bogotá: Carrera 25 No. 52-35 (Galerías). Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334 (Buenavista). Citas: (57) 3106302444
En mi web: www.drjmgonzalez.com puedes acceder a mi WhatsApp, Twitter, You Tube, Blog, Google+, Instagram, Facebook, LinkedIn y el grupo de información en Yahoo.



El Heraldo, Revista Miércoles, Pagina Amor & Intimidad, Julio 2 de 2008

La semana pasada, luego de dictar una conferencia sobre como disfrutar el matrimonio, se me acerco un hombre tímido que me pregunto como hacerle el amor a una mujer para que las cosas queden bien. Luego de conversar un poco sobre esto el me sugirió escribirlo para que otros hombres aprendieran sobre esto.

Quisiera comenzar señalando que la experiencia sexual femenina es muy distinta a la del hombre. Comprendiendo lo que le gusta y disgusta a una mujer es muy fácil ser un buen amante.

¿Qué es lo que produce placer a las mujeres? Posiblemente la más importante queja de las mujeres con las que he conversado hasta ahora es que sus parejas no les dedican el tiempo suficiente.

Para comenzar, no la toques directamente el pecho o los genitales hasta que no la notes excitada. Inicia siempre con caricias generales en diferentes partes del cuerpo.

Los expertos señalan que en el aspecto sexual las mujeres son mucho más complejas y sus deseos son mucho más extensos y variables que los de los hombres. Son capaces de responder a las caricias en grandes áreas de su piel y si la estimulación es adecuada pueden obtener orgasmos de formas muy variadas. Entendiendo esto es fácil deducir que cada hombre ha de explorar y comprender el cuerpo de su compañera ya que, desafortunadamente para nosotros, cada mujer es un mundo diferente.

Como la respuesta sexual masculina es muy simple, muchos hombres tienden a creer que las mujeres son iguales a ellos, es decir, que se excitan fácilmente con la vista, se estimulan fácilmente en el pene y desean el orgasmo cuanto antes. Pero, las mujeres en general, le piden a una relación sexual mucho más que eso.

Ayudar a que una mujer disfrute no sólo es una cuestión de técnica. Si el hombre quiere hacerlo bien, tiene que ser lo suficientemente sensible para darse cuenta de lo que ella le está pidiendo en cada momento. Y dedicarse a disfrutar también. Una de las cosas más desagradables para una mujer es sentir que su pareja se está esforzando mucho para que ella lo pase bien. Casi todas las mujeres lo perciben enseguida, y en muchos casos esto es suficiente para que ella pierda la excitación.

Hacer bien el amor a una mujer empieza precisamente con el amor, es decir, mostrando el amor que la mayoría de ellas generalmente suponen que forma parte de toda relación sexual.

Las mujeres quieren sentirse deseadas y amadas antes de tener el primer contacto con el cuerpo de la otra persona. Por eso para una mujer es muy importante la apariencia personal y los detalles delicados, los gestos amorosos y las expresiones tiernas.

No olvidemos que sexo y ternura tienen la misma forma de expresarse y que es muy fácil pasar de una a otro. Para las mujeres, por lo general, la clave consiste en no tocar desde el principio los genitales, ni cualquier otra zona considerada sexual.

Muchas mujeres tienen dificultades para expresar sus necesidades sexuales y prefieren jugar a las adivinanzas. Por eso el hombre debe estar atento para captar esos sutiles detalles con los que la mayoría de las mujeres expresan sus deseos sexuales.

Una forma de entender a la mujer es ponerle atención a lo que ella te hace, aunque no te guste, seguro que a ella si, y por eso lo hace. Otro punto importante es estar atento cuando ella habla en general de la sexualidad, ya que en ese momento ella puede expresarte sutilmente sus fantasías.

En general, según los expertos, parece que es aconsejable:
Entretente lo más posible en los preliminares. La mayoría de las mujeres disfrutan enormemente con besos, abrazos y caricias. Es como si necesitaran estar seguras de ser deseadas antes de empezar a disfrutar.

Desnúdala muy despacio, acariciándola por encima de la ropa. Hay muchas mujeres que se excitan más vestidas que desnudas del todo.

Si le provoca tomar un baño, pídele que te deje jabonarla y trátala con mucho cariño como una madre lo haría con su bebé. Los expertos señalan que a muchas mujeres este tipo de conductas maternales y protectoras les baja por completo las defensas anti-sexuales y les prepara perfectamente para una experiencia sexual perfecta.

Mantén una agradable media luz. Habla. Así como la vista es el sentido por el que mas entra la excitación en el cerebro masculino, el oído es el sentido más útil para el cerebro femenino. Dile todo lo que te gusta y todo lo que la quieres. Exprésale, por ejemplo, lo que quieres hacerle.

Si a ella le gustan, dile algunas palabras obscenas.
Estate muy atento a su respiración, te va a ir indicando en que estado se encuentra y hasta que no la sientas bien excitada no le toques el pecho o los genitales.

Besa y acaricia todo su cuerpo y entretente en cada zona varios minutos.

Cuando este muy excitada, le toca el turno al clítoris. Trátalo con suavidad, recuerda que es como tu glande. Usa el líquido vaginal para lubricarlo y no lo toques directamente.
Pon atención a sus movimientos, estos te indicaran el ritmo que debes imprimir a la caricia. Si notas que está llegando al orgasmo no dejes de estimularla porque probablemente perderá la excitación y se sentirá muy frustrada.  

A muchas mujeres las gusta sentir el orgasmo con uno o dos dedos en la vagina, o en el ano.

No le pidas que te califique como amante. 

No hagas comparaciones con otras mujeres.

Me agradaría conocer los comentarios femeninos sobre estas sugerencias… Anímate y me das tu opinión…

CURSO DE TERAPIA SEXUAL PARA TRASTORNOS FEMENINOS:

EDUCACION SEXUAL PARA ADULTOS: CURSO GRATUITO ON LINE

QUE PASA EN UNA MUJER AL EXCITARSE:

POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA: http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/pompoarismo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario