miércoles, 25 de junio de 2014

CUANDO NO ES SANO DIVORCIARSE


Por José Manuel González
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer su relación…
Consultorio en Bogotá: Carrera 25 No. 52-35 (Galerías). Consultorio en Barranquilla: 
Carrera 51B No. 94-334 (Buenavista).
Citas: 3106302444.
Twitter: @drjosegonzalez 

Web: www.drjmgonzalez.com 

Les escribo desde el centro amurallado de Cartagena, en donde estoy participando en el Congreso de Terapia de Pareja en la Universidad de Cartagena. He compartido la palabra con varios expositores, entre otros, con la doctora Chiquinquirá Blandón de la Clínica del Amor de Medellín, quien escribió recientemente un interesante libro sobre el divorcio.




Hoy quiero referirme a las ideas que la doctora Chiquinquirá presenta en esa obra. Dice ella que mucha gente cree que el divorcio es fácil y que genera libertad, nuevas oportunidades y felicidad. Pero la experiencia terapéutica muestra que pasado el encanto del enamoramiento de sus nuevas relaciones, muchas personas divorciadas se vuelven a enfrentar a los mismos problemas de su matrimonio anterior.

Esto ocurre muchas veces porque las personas se divorcian pensando que la culpa de los conflictos conyugales está en las fallas de “la otra persona” y no llegan a darse cuenta de sus propios errores que crearon, propiciaron o estimularon los problemas que les llevaron a terminar la relación matrimonial.



De hecho, casi todas las personas con problemas de pareja comienzan viendo la crisis conyugal como un evento que “el otro tiene la culpa”. Solo después de reflexionar seriamente es posible darnos cuenta que todos tuvimos parte de culpa en la generación de esa crisis matrimonial.
Cuando la persona no llega a darse cuenta cuáles fueron sus actitudes y costumbres que crearon, facilitaron o estimularon la crisis, sin darse cuenta sigue actuando en forma tal que al poco tiempo surgen los mismos problemas en la nueva relación.



Por eso la doctora Blandón sugiere darse siempre la oportunidad de tener una terapia de pareja antes de iniciar un proceso de divorcio. Además agrega que no es sano divorciarse cuando:
1. Se está en medio de una crisis.
2. Se está en un proceso de enamoramiento con una tercera persona.
3. Se es la persona traicionada.
4. Se está en una lucha interna entre lo que se siente y lo que se piensa.
5. Se está recién casado/a
6. Se está viviendo un embarazo o en el post-parto.
7. Los hijos están formando parte del proceso de separación.
8. El miedo a envejecer se mezcla con la crisis conyugal.
9. No se ha hablado claramente de los problemas.
Si deseas profundizar sobre este tema te invito a visitar:

TERAPIA DE PAREJA:

TERAPIA DE PAREJA SIN PAREJA

EDUCACIÓN SEXUAL PARA ADULTOS: CURSO GRATUITO ON LINE

MODELO AMIGOS-PADRES-AMANTES PARA LA ARMONÍA CONYUGAL:

CUESTIONARIO DE SATISFACCIÓN CON LA VIDA DE PAREJA:

SUGERENCIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN CON SU PAREJA:

EL TIEMPO LIBRE Y LAS ACTIVIDADES RECREATIVAS EN LA PAREJA http://drjosegonzalez.blogspot.com/2014/01/el-tiempo-libre-y-las-actividades.html


POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/pompoarismo.html

RESPETAR EL USO DE LA PALABRA CUANDO CONVERSO CON MI PAREJA:


LA COMUNICACIÓN CON TU PAREJA

¿DIVORCIO?:

PROGRAMA GONZALEZ DE CRECIMIENTO SEXUAL:

Te invito a ver mi portafolio de conferencias para ESCUELA DE PADRES en el 2014:

TERAPIA DE PAREJA SIN PAREJA


Por José Manuel González
Cerca de 40 años ayudando a las parejas a fortalecer su relación…
Consultorio en Bogotá: Carrera 25 No. 52-35 (Galerías). Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334 (Buenavista).
Citas: 3106302444.
Twitter: @drjosegonzalez 

Web: www.drjmgonzalez.com 

Les escribo estas líneas desde Lima, en donde me encuentro participando como conferencista invitado en el III Congreso Latinoamericano de Terapia Sexual y de Pareja. Uno de los temas importantes que se han tratado tiene que ver con algo bastante común en las crisis conyugales: que uno de los dos miembros de la pareja no esta interesado en recibir ayuda profesional para mejorar y fortalecer la vida matrimonial. Hoy quiero hablarles sobre esto.

Generalmente cuando una pareja no anda bien, la persona que más esta sufriendo es la primera que plantea el tema de buscar terapia de pareja. Muchas veces la otra persona responde a este pedido diciendo que eso no es necesario, y la cosa queda ahí. Pero si siguen los problemas con el tiempo aparece otra vez la propuesta de buscar a alguien que les ayude desde afuera, ya que desde adentro la situación no se ha podido solucionar. Y muchas veces la otra persona se niega a buscar ayuda.

¿Por qué ocurre esto? Hay varias posibilidades.

Puede ser que una de las personas no le convenga cambiar la situación. Por ejemplo, si un hombre tiene una querida, y esta contento de tener dos mujeres que le satisfacen sus necesidades de mantener las apariencias sociales, de educación de los hijos, de tener una casa confortable y ordenada, de maximizar sus placeres sexuales y de ser admirado por sus amigos por ser un “verdadero macho” lo mas probable es que no se interese en traer cambios a su relación matrimonial y ponga todo tipo de excusas para iniciar un proceso que le afectara en sus intereses personales.

Cuando una persona tiene una adicción generalmente tampoco desea recibir terapia de pareja porque le da mucho miedo el cambio. Por ejemplo, una mujer alcohólica, cuyo marido e hijos están sufriendo, se niega a buscar ayuda profesional porque le da temor el solo pensar en tener que dejar de tomar. Por lo general los adictos creen que les será imposible vivir de otra manera, piensan que sufrirán mucho si tuvieran que dejar su vida adictiva y vivir como el resto de los mortales.

Ahora, es importante saber que no buscar ayuda, porque la otra persona no lo desea, es negativo. En un problema de pareja uno puede ser parte del problema o parte de la solución. No hacer nada es alcahuetear el problema.

Lo aconsejables es que la persona que siente que las cosas andan mal busque ayuda profesional ya que un terapeuta experimentado puede hacer terapia de pareja sin la pareja. Es posible solucionar las dificultades en las relaciones de pareja sin la presencia física de las dos personas que forman la unidad conyugal.

Comencemos por entender que cualquier cambio en la esposa produce cambios en el marido y que cualquier cambio en el esposo genera cambios en su mujer. De hecho es posible hacer que una esposa cambie sin verla, solo hablando con su marido y sugiriéndole cambios específicos en su actividad diaria. Es lo que se llama tratamiento indirecto.

Pensemos que nuestro hijo esta enfermo y llamamos al pediatra y este, sin verlo, por teléfono nos pregunta si el niño tiene fiebre, si vomito, si esta lloroso, etc. y luego nos recomienda un examen de laboratorio, luego del cual nos recomienda un procedimiento o un medicamento. Ahí hubo un tratamiento indirecto a través de la madre. La idea importante es que si hacemos, por ejemplo, que la mamá haga unas cosas el niño responderá sintiéndose mejor…


Me gustaría que pensaras sobre lo que acabas de leer… ¿en tu pareja tu eres parte de los problemas o parte de la solución?


Si deseas profundizar sobre este tema te invito a visitar: 

TERAPIA DE PAREJA:

EDUCACIÓN SEXUAL PARA ADULTOS: CURSO GRATUITO ON LINE

MODELO AMIGOS-PADRES-AMANTES PARA LA ARMONÍA CONYUGAL:

CUESTIONARIO DE SATISFACCIÓN CON LA VIDA DE PAREJA:

SUGERENCIAS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN CON SU PAREJA:

EL TIEMPO LIBRE Y LAS ACTIVIDADES RECREATIVAS EN LA PAREJA http://drjosegonzalez.blogspot.com/2014/01/el-tiempo-libre-y-las-actividades.html


POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/pompoarismo.html

RESPETAR EL USO DE LA PALABRA CUANDO CONVERSO CON MI PAREJA:


LA COMUNICACIÓN CON TU PAREJA

¿DIVORCIO?:

PROGRAMA GONZALEZ DE CRECIMIENTO SEXUAL:

Te invito a ver mi portafolio de conferencias para ESCUELA DE PADRES en el 2014: