miércoles, 4 de octubre de 2017

Capítulo I – Introducción


Indice

                                                                                            Pagina
Capitulo II Mis ancestros…………………………………………. 11
Capitulo III Mis primeros 30 años…………………………….…. 35
Capitulo IV La Sociedad Colombiana de Sexología……....… 59
Capítulo V La Universidad Simón Bolívar…………………….... 87
Capítulo VI El Club Rotario de Barranquilla……………….…. 117 
Capítulo VII Los medios de comunicación social……………. 137
Capítulo VIII Elvira “Viry” Cañas Cantillo……………………... 191
Anexos………………………………………………………..….. 225

Capítulo I - Introducción       

Cuando mi querida hija Pamela habla de mí dice: “mi papá es un hombre diferente” y de esa expresión tome el nombre para esta autobiografía.

La primera persona que me hablo de escribir mi biografía fue el periodista Edgar García “Flash”, hace más de 15 años, en la época que recibí el Premio Nacional de Psicología. Su principal argumento era que para el público en general, sería muy interesante y útil conocer cómo era la vida de un terapeuta sexual y de pareja. También señalaba que muchas de mis actividades profesionales serian importantes cuando se escribiera la historia de los diferentes cambios que estaba viviendo la sexualidad y la vida de pareja en la Región Caribe Colombiana.

Al principio me atrajo la idea, pero luego sentí que no estaba preparado para hacerlo. Sentía que yo todavía no había evolucionado lo suficiente como para que la historia de mi vida fuera un instrumento útil para otras personas. En ese momento yo estaba sopesando seriamente la posibilidad de divorciarme de mi primera esposa, y eso también me parecía que marcaba el final de una etapa de mi vida, así que pensé que lo mejor era esperar unos años para ver como evolucionaban los hechos. Y la idea de la biografía se descartó.

Muchos años después mi editor, Alfonso Ávila, me planteó la idea y me pareció que ya había llegado el momento para iniciar ese interesante viaje. El recorrido se inició viajando a entrevistar a los familiares con más edad para explorar y recopilar información sobre mis ancestros. Luego comencé a revisar mi archivo para seleccionar documentos y fotografías. Después me senté a escribir.

Recorrer los diferentes aspectos de mi vida fue sanador. Mirar desde el “ahora” como fue el pasado me permitió ver como cada experiencia, agradable o desagradable, me enseñó más sobre mí y también acerca de los seres humanos, su forma de amar y la manera cómo viven su sexualidad.

Llevo más de 40 años atendiendo problemas sexuales y de pareja. Debo haber conocido la vida íntima de más de 10.000 personas. He visto de todo, desde el señor de la Guajira que vino para ver si le podían cortar 10 centímetros de su pene, porque lo tenía tan grande que nunca ninguna mujer le había permitido penetrarla, hasta el político que se puso a llorar en mi consultorio mientras que me confesaba que su pene era tan pequeño que nunca había estado con una mujer por miedo a que se burlara de él.

Atendí en mi consultorio de Bogotá una mujer que tenía tres amantes con los que tenía relaciones sexuales varias veces, todas las semanas, mientras que su marido alcohólico ignoraba esta faceta de la intimidad de su esposa. 

También en esa ciudad atendí a un hombre que recurría a los servicios de un sitio de trabajadoras sexuales en el famoso barrio Chapinero, para ser amarrado y golpeado, como un medio de vivir su pleno placer sexual.

Vía Skipe conocí las tribulaciones de un hombre que no podía tener relaciones sexuales con su esposa, pero se masturbaba viendo pornografía varias veces al día. 

Atendí a un sacerdote homosexual que quería superar su impotencia, para poder penetrar a su amante, ya que no quería ser siempre el "pasivo".

Durante un curso en Ibagué tuve la oportunidad de orientar a una pareja cuyo marido enviaba a su mujer a tener relaciones sexuales con hombres negros y luego le hacía sexo oral para beberse el semen del hombre que acababa de tener sexo con su esposa. 

De Villavicencio viajaba a mi consultorio en Bogotá una pareja en una crisis generada porque el marido había embarazado a la hermana menor de su esposa, que compartía la vivienda con ellos.

También atendí una viuda destrozada porque en el entierro de su marido descubrió que él tenía otra mujer con varios hijos desde hacía muchos años. 

En un congreso fuera del país pude asesorar a una colega que se masturbaba varias veces al día viendo pornografía en su celular. Su marido, un prestigioso profesional, ni siquiera lo sospechaba.

Pero lo que más he tenido la oportunidad de hacer es ayudar a aquellas personas que no son felices por la eyaculación precoz, la ausencia de lubricación vaginal o el orgasmo, la deficiente comunicación con su pareja, el desamor, los celos patológicos, la infidelidad o la violencia conyugal.

Trabajar con la sexualidad o el matrimonio de una persona es algo especial. Es ayudar al individuo en un área muy íntima. La gente puede compartir sus problemas cardiológicos o hablar de sus dolores de cabeza, pero casi nunca se conversa con las amistades las deficiencias sexuales o el dolor de las agresiones conyugales. Estos son puntos que se mantienen en secreto, por la vergüenza que generalmente producen.

Ayudar a las personas en esta área comienza por mostrarles qué así como hay problemas respiratorios o digestivos, la sexualidad y el amor también se enferman y esto no debe ser motivo de vergüenza.

La terapia sexual y de pareja es hoy un área profesional conocida y respetable. Para mí es un placer poder colaborarles a las personas en su deseo de realizarse, tener armonía y ser felices.

Mi vida se relaciona con el avance de esta disciplina, pero también está influenciada por las experiencias que he vivido. Deseo que este recorrido vital sea útil para que tú, querido lector, reflexiones sobre tu propia vida y encuentres así el mejor camino para vivir una excelente vida de pareja, siendo maravillosos amigos, excelentes padres y extraordinarios amantes.

Más información en







Biografía - Lo bueno lo malo y lo feo


Indice 

                                                                                            Pagina
CapítuloI Introducción……………………………………………. 7
Capitulo II Mis ancestros…………………………………………. 11
Capitulo III Mis primeros 30 años…………………………….…. 35
Capitulo IV La Sociedad Colombiana de Sexología……....… 59
Capítulo V La Universidad Simón Bolívar…………………….... 87
Capítulo VI El Club Rotario de Barranquilla……………….…. 117 
Capítulo VII Los medios de comunicación social……………. 137
Capítulo VIII Elvira “Viry” Cañas Cantillo……………………... 191
Anexos………………………………………………………..….. 225


Capitulo IX - Lo bueno, lo malo y lo feo

Escribir este libro fue un viaje importante que me confirmó que vivir mi vida ha sido una experiencia que valía la pena. Tal vez cambiaria algunas cosas, si tuviera la oportunidad de volver a empezar, pero en general, volvería a recorrer el mismo camino en una segunda oportunidad vital.

Hoy, en un día típico (cuando estoy en Barranquilla) me despierto temprano, 4:30 a 5:00 am, hago ejercicio, reviso las redes sociales, leo El Heraldo (en papel) y luego desayuno. Las redes sociales ha sido una de mis aficiones. Les dedico entre una y dos horas al día. En total ahora tengo cerca de 20.000 seguidores en las diferentes cuentas y trato de responder casi todos los comentarios e inquietudes que me plantean mis seguidores. 

Elvira (Viry) generalmente para el desayuno corta alguna fruta fresca, hace chocolate, calienta pan de quinua (o de maíz, o de centeno, por mi alergia al trigo) y prepara huevos, solos, o con salchichas, o con butifarras. Yo siempre me encargo de recoger los platos y lavarlos. Esa labor la asumo siempre después de cada comida en mi hogar.

Generalmente atendemos pacientes en nuestra institución entre 10:00 am y 12:40 del mediodía. A veces almorzamos en el apto, o vamos los dos a una cafetería en el centro comercial Buenavista. A mí me encanta la cafetería del almacén Jumbo.

Luego descansamos, conversamos o dormimos una siesta. Volvemos a ver pacientes a las 4:00 (generalmente hasta las 9:00 pm). A las 10:30 pm ya estamos durmiendo, por lo general.

Frecuentemente viajamos, por trabajo o por placer. Cada vez que vamos a dictar conferencias, a hacer talleres o participar en un congreso, convertimos el viaje en una experiencia divertida. Cuando nos es posible, vamos a Pradomar, a ver el atardecer frente al mar comiendo langostinos al ajillo con una buena copa de vino.

Yo le agradezco al creador lo sencilla, saludable y gratificante que es mi vida ahora. Pero veamos algo más:

Lo bueno de mi vida

-Mis padres, y mis ancestros en general, me aportaron la fuerza para enfrentar el reto de encontrar y desarrollar en la mejor forma posible la misión con la cual llegue a este mundo. Siento que ya encontré la razón de mi existencia, y trato de cumplir a cabalidad la misión que me fue asignada.

-Definitivamente ser el padre de Elsa y Pamela fue lo mejor de mi vida. Doy gracias a Dios y a María Eugenia por permitírmelo. Compartir mi vida con Elvira (Viry) es hoy lo que ahora más me agrada de mi cotidianidad. Ella me hace sentir que el mundo es más bonito… solo por estar con ella.

-Hace unos 40 años decidí trabajar para ayudar a los demás a ser felices y hoy puedo decir que fue una excelente decisión. Creo que ahora tengo la madurez para disfrutar la vida y ayudar adecuadamente a los demás. He contado con la colaboración de muchas personas para evolucionar hacia la alegría, el bienestar y la paz interior que hoy vivo. A muchos de ellos los he nombrado en los capítulos anteriores, pero releyendo lo que ya escribí pienso que me faltaría agradecerles a Gustavo Donado, Alberto y Samuel Azout, Issa y Salomón Abuchaibe, Faride Jasan del Valle, Patricio García y a mis excuñados Jesús y Fernando Martínez. Todos ellos aportaron, a su manera, para mi desarrollo personal.

Gran parte de lo que he aprendido en mi vida se presenta en un artículo que escribí cuando cumplí 60 años y que esta como anexo 1.

-En julio de 2.005, durante las vacaciones en New Orleans, compre la primera gorra en Hard Rock Café, por indicación de mi hija Pamela. Luego eso fue convirtiéndose en un rito: cada viaje íbamos a un Hard Rock Café a comer y comprábamos la gorra de esa ciudad (y mi colección fue aumentando poco a poco). Hoy tengo cerca de 30, entre otras, Medellín, Roma, Beijing, Lima, New York, Atenas, San Francisco, Barcelona, Montreal, Cartagena, Miami, Ámsterdam, Los Ángeles, Bogotá, etc. Mientras escribía este último capítulo recibí un mensaje por WhatsApp de Pamela, que se casó hace 2 semanas, contándome que me acaba de comprar la gorra de Hard Rock Café de Fiyi, una isla cerca a Australia, donde se encuentra con Daniel en viaje de bodas. También colecciono billetes de los países que he visitado, llaves de los hoteles donde me he hospedado y las cartas de mis hijas pequeñas. Desarrollar un hobby o coleccionar recuerdos es un buen consejo, querido lector.  

-En julio de 2.010 viaje al grado de Elsa en Barcelona. Con ella y Pamela hicimos luego uno de los mejores viajes de mi vida, a Italia y Grecia. Roma y las islas griegas me dejaron muchos gratos recuerdos con ellas dos. Con Viry viajamos hace poco a Machu Picchu. Lo pasamos delicioso ¡Fue algo espectacular! Con razón los Incas decían que ahí quedaba el centro del mundo. Es un sitio que debes conocer querido lector.

-Profesionalmente he gozado viajar a muchos eventos científicos en mi vida, pero el Congreso en Bogotá, donde se gestó la idea de conformar ALTSEXPA (con los colegas Luis Pérez y Oswaldo Rodrígues) y luego el congreso de 2.008, en Chiclayo, Perú han sido los congresos que más he disfrutado. El mes entrante volveré con Elvira (Viry) a Chiclayo, a otro congreso que espero sea también delicioso.   

-Las terapias alternativas y la medicina tradicional china me permitieron expandir mi nivel de conciencia y tener más instrumentos para ayudar a quienes buscan mis servicios. Integrar lo occidental (como la excelente psicología cognitiva contemporánea) con lo oriental (como la maravillosa Medicina Tradicional China) amplió mi arsenal de recursos terapéuticos y permitieron darle una mejor dimensión a la energía erótica. Yo hoy creo en la medicina integrativa, que toma lo mejor de las dos visiones del ser humano.

Ser apreciado por mis colegas también ha sido muy bueno. El prólogo de este libro es algo que me agradó mucho cuando lo leí. En el anexo 2 se encuentra también unas palabras escritas (a propósito de este libro) por dos compañeros de la junta directiva de Asociación Latinoamericana de Terapeutas Sexuales y de Pareja - ALTSEXPA. Muchas gracias Luis, Juanjo y Marcelo por sus palabras.

Lo Malo de mi vida

-Creo que el primer error cometido por mí conscientemente fue haberme retirado del Colegio Sagrado Corazón por culpa del bullyng. Huir, querido lector, generalmente no es una buena estrategia vital.

-La alergia alimenticia al trigo y los lácteos ha sido también algo malo. He estado varias veces muy cerca de la muerte en los diferentes momentos que tenido un shock anafiláctico, por esta enfermedad. Con ella he aprendido mucho acerca de mí, no olvidemos que los conflictos afectivos están muy relacionados con las reacciones alérgicas. Cuando he estado mal he podido reflexionar mucho sobre mí vida y ver también quienes son realmente mis amigos.  

-El mal manejo que tuve de mi sexualidad también fue algo negativo. Las trabajadoras sexuales primero y luego la promiscuidad son un aspecto que no me agradan hoy de mi historia sexual (y mi vida en general antes de los 55 años). A partir de ese momento, por varias razones, comencé a mirar la sexualidad más allá de las estadísticas, el placer y la vida en pareja. Hoy agradezco de corazón todo lo que aprendí del grupo de apoyo “Sexólicos Anónimos”. Con mi evolución comencé a entender claramente que lo sexual es lo más íntimo que experimentamos con relación a lo celestial, cualquiera que sea la forma como tu concibas el poder (o el ser superior) que nos creó. Saber canalizar adecuadamente tu sexualidad, apreciado lector, es fuente de alegría, bienestar y paz interior.

-Gran parte de mis publicaciones científicas se hicieron en revistas de la Universidad Simón Bolívar porque en ese momento esa era la política de la institución (para estimular la producción de las revistas de la universidad). Pero varias de esas revistas no estaban indexadas y hoy creo que hubiera sido mejor publicar mis investigaciones en otras revistas que estuvieran indexadas. El anexo 3 presenta las 75 principales publicaciones realizadas por mí en esa época.

Lo Feo de mi vida

-La experiencia más fea de mi vida fue la muerte de mi padre. Nunca había llorado con tanto dolor, y por tanto tiempo continuo, como en el velorio y el entierro de mi padre. Valorar a tus padres y expresarles tu afecto mientras ellos están vivos es una buena sugerencia querido lector.

-El divorcio de mi primera esposa también fue una experiencia dolorosa, sobre todo porque en ese momento yo todavía la amaba mucho. Cuando la gente llega a nuestra institución diciendo que se quiere separar, generalmente no sabe lo doloroso que esto puede ser. Por eso la ayuda profesional después del divorcio es muy importante.

-Intentar quitarme la vida, durante una terrible crisis de hipertiroidismo, fue también algo muy feo. Pero en ese momento sentí el cariño de mi familia y mis amigos. Del apoyo de mi familia quiero resaltar el de mis hermanos y mis hijas, sobre todo de Elsa Carolina, quien llegó a poner a mi disposición todos sus ahorros para cubrir parte de los gastos que se generaron al yo dejar de trabajar por algunos meses. También en ese momento sentí el apoyo de Jaime Rueda, Fidel Plata y Orlando Caballero, quienes me visitaron con frecuencia y me estimularon para sacar a flote nuevamente mi fuerza vital.

-El choque con la cultura patriarcal en mi trabajo como psicólogo también fue feo. Las cosas que yo decía eran muy difíciles de asimilar por el machismo del Caribe colombiano. Creo que apoyar a las mujeres no es caer en ataques a los hombres, sino cambiar el sistema machista, educándolas y empoderándolas para mejorar la sociedad. El anexo 4 es un artículo que escribí al respecto hace algún tiempo.



ANEXOS



Anexo 1 - Confieso que he amado intensamente

Hoy, miércoles 2 de febrero de 2.011, cumplo 60 años. Debo confesar que en este tiempo he vivido muchas experiencias amorosas. He amado intensamente. He tenido la posibilidad de convivir en unión libre, me he casado civilmente y también lo he hecho por la Iglesia Católica. El amor me ha llevado a las alturas de la gloria, pero también he llorado desconsolada e intensamente por una mujer. He tenido un amor prohibido del cual nunca podré hablar. No he sentido celos, pero sé lo que es vivir con una mujer muy celosa. He sido infiel y a mí también a mí me han sido infiel en alguna ocasión. He vivido la experiencia más traumática que pueden vivir los adultos: el divorcio.

Creo que he asesorado a cerca de 10.000 pacientes con conflictos amorosos desde que culminé mis estudios de psicología. Mis pacientes, mis estudios y mis propios éxitos y fracasos conyugales me han enseñado varias cosas claves de la vida en pareja. Hoy quiero regalarte un resumen de lo que he aprendido acerca de las relaciones amorosas en estos 60 años:

-Comunícale el amor a tu pareja. Como a ella más le llegue el mensaje: con palabras, con regalos, con caricias, dedicándole tiempo, etc.
-Escucha a tu pareja con mucha atención. Mírala a los ojos cuando te hable.
-Nunca insultes, humilles o golpees a tu pareja.
-No le hagas trampa. Juega limpio, se justo con tu pareja.
-Elabora normas conyugales y familiares claras y hazles seguimiento.
-Dale a las relaciones sexuales un valor importante para mantener fuerte el vínculo amoroso con tu pareja.
-Reconoce que la pena, el temor, la ira, la culpa y el resentimiento son las emociones que más frecuentemente bloquean el deseo sexual.
-No quieras vivir la misma vida que llevabas cuando estabas soltero(a).
-Cuando no desees hacer el amor, exprésalo con cariño y amabilidad… y di cuando estarías dispuesto a tenerlas.
-No es sano que te unas a una persona con mucho mas o mucho menos dinero que tú. Habla claro sobre el dinero.
-Mantén una relación cariñosa y respetuosa con los familiares de tu pareja.
-Nunca seas infiel a tu pareja.
-No participes en una experiencia de sexo en grupo.
Me hubiera gustado saber estas cosas hace unos 40 años… 

Te invito a leer y conversar sobre estas reglas con tu pareja. Esa es una buena oportunidad para mejorar cada día más tu matrimonio.

Anexo 2 - José Manuel ante el espejo
Durante mucho tiempo he venido publicando unas reflexiones diarias mientras me afeito en el baño de mi apartamento (que pueden rastrearse en internet con #metodogonzalez) y dos de mis apreciados compañeros en la junta directiva de ALATSEXPA me enviaron estas palabras cuando conocieron que estaba trabajando en mi autobiografía.

Indudablemente José Manuel González tenía que ser psicólogo, aunque el ser psicólogo va más allá del simple, aunque complejo, ejercicio profesional, también es una actitud de vida, propiamente una filosofía del actuar con los otros. La ductilidad en el trato, el afecto en la relación son características que inmediatamente se siente en el primer contacto con él.

También como escritor, destaca su producción que llega al público en general, cuyos consejos y forma de análisis de los temas, principalmente de pareja, son capitalizados por miles de personas que se alimentan de sus enseñanzas. Pero además llama la atención su actitud positiva. Puede sorprendernos con un saludo del día de la madre, un cumpleaños, o porque sí, cuando, por ejemplo, una mañana mientras que se afeita frente al espejo, con maquinita de afeitar en mano dirigiendo tal un director de orquesta, suelta una reflexión y un deseo. ¡Fantástico!... de manera espontánea y con escaso protocolo, nos alienta y motiva para el nuevo día.

En un tono imperativo cariñoso indica el camino a seguir, aconseja, muestra, indica, reflexiona, hace pensar y hacer, siempre con una connotación positiva, siempre marcando el potencial del otro.

Hay que diferenciar en cualquier circunstancia de interacción social lo referente al liderazgo y la autoridad. En ese orden de ideas al líder se le respeta, a la autoridad se le teme. No cabe duda de que José Manuel ha sabido asumir un liderazgo en cuanto a la transmisión de sus conocimientos con la generosidad y la claridad de ideas que gana el respeto de sus colegas con la garantía, si fuese el caso, de asumir con franca libertad la discusión de conceptos, puntos de vistas, planteamientos teóricos o estrategias clínicas.  

Marcelo Rodríguez Ceberio
Director Doctorado en Psicología
ESA-UFLO Argentina

Juan José Moles
Vicepresidente de ALATSEXPA-Asociación Latinoamericana de Terapia Sexual y de Pareja 
CIPPSV- Centro de Investigaciones Psiquiátricas, Psicológicas y Sexológicas de Venezuela

Anexo 3 - Publicaciones más relevantes de las últimas décadas

Angulo, N. & González, J. M. (2017). Lecturas en Terapias Alternativas. Volumen 2. Barranquilla: SantaBárbara Editores.

Angulo, N. & González, J. M. (2016). Lecturas en Terapias Alternativas. Volumen 1. Barranquilla: SantaBárbara Editores.

Avendaño, M.; González, J. M.; Bermúdez, A.; Mendoza, I. y Ríos, W. (2004) Accidentes de trabajo, estrés ocupacional, machismo y características de la vida en pareja de 47 empleados del hospital Nazareth de la ciudad de Barranquilla. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 3. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 27-38.

Avendaño, M.; González, J. M.; Guerrero, B.; Jurado, R.; Rodríguez, E.; Rodríguez, L. y Valle, M. (2004) Alcohol, estrés ocupacional y vida de pareja en un grupo de profesionales del área de la salud. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 3. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 11-26.

Dragunsky, L. & González, J. M. (1979) Lecciones de sexología. Bogotá: Editorial Pluma.

González, J. M. (2014) Método González: reflexiones y experiencias diarias para aprender a disfrutar el matrimonio. Barranquilla: SantaBárbara Editores.

González, J. M. (2013) Disfrutando el matrimonio. 3 ed. Barranquilla: SantaBárbara Editores.

González, J. M. (2007) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. (2007) Efectos de la terapia biofotónica sobre el estrés, la adicción y las disfunciones psicosexuales: informe preliminar. En: González, J. M. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 75-80.

González, J. M. (2006) Modelo APA para la promoción de la salud sexual, reproductiva y conyugal en el Caribe colombiano. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 51-61.

González, J. M. (2006) Amor & intimidad: una experiencia de 8 años a través de espacios fijos en la prensa. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 75-81.

González, J. M. (2006) Evaluación de la eficacia de un programa psicoeducativo derivado del Modelo APA en parejas del Caribe colombiano. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 63-74.

González, J. M. (2006) 12 Jornadas Bolivarianas de Sexualidad y Desarrollo. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 11-24.

González, J. M. (2005) Desarrollo de un modelo para la promoción de la salud sexual, reproductiva y conyugal en el Caribe colombiano. En: Salud en movimiento, No. 3, Pág. 66-77.

González, J. M. (2005) Salud Familiar y Drogadicción. 3ª Edición. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. (2004). Modelo APA (Amigos-Padres-Amantes) para la promoción de la salud sexual reproductiva en el caribe colombiano. En: Rodrigues, O. (Ed) Cuestiones básicas para la sexología latinoamericana. Sao Paulo: Instituto Paulista de sexualidade.

González, J. M. (2004) Evaluación de la eficacia de un programa psicoeducativo derivado del modelo Amigos-Padres-Amantes en 50 parejas del Caribe colombiano. En: Revista PsicoGente, vol. 12, No. 12, Pág. 67-72.

González, J. M. (2003) Educación de la Sexualidad. Para la vida, la convivencia y el amor. 3ª Edición. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. (2001) Baixo desejo sexual masculino. En: Rodrigues, Oswaldo (Ed) Aprimorando a saúde sexual. Manual de técnicas de terapia sexual. Sao Pablo: Summus Editorial

González, J. M. (2001) Textos de educación sexual para la cultura caribe colombiana. En: Revista Latinoamericana de Sexología. Vol. 16, No. 1, p. 54-60.

González, J. M. (2001) Trastornos en el climaterio y sexualidad en mujeres de Barranquilla. En: Revista Perspectiva Social, Barranquilla, Año 4, No. 6, p. 49-50.

González, J. M. (2001) Evaluación del proyecto amor & intimidad en el caribe colombiano. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. (2001) Salud Sexual. Amor & Intimidad en armonía. Barranquilla: Editorial Antillas

González, J. M. (2000) Amor & Intimidad en el Caribe Colombiano. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. (1999) Pobreza, Salud Sexual y Desarrollo. En: Revista Salud Sexual, México, Vol. 2, No. 1, p. 25-30.

González, J. M. (1999) Pobreza, valores humanos y sexualidad. En: Revista Encuentro Bolivariano, Barranquilla, Vol. 2, No. 2, p. 121-126.

González, J. M. (1999) Abuso sexual infantil en mujeres alcohólicas y drogadictas de Barranquilla. En: Revista Terapia Sexual, Brasil, Vol. 2, No. 1, p. 37-43.

González, J. M. (1999) Sexualidad y Desarrollo. En: Revista Investigación Bolivariana, Barranquilla, Año 2, No. 2, p. 195-199.

González, J. M. (1998) Abuso sexual infantil: un obstáculo para el desarrollo. En: Revista Psicogente, Vol. 1, No.1, Pág. 38-40.

González, J. M. (1985) El comportamiento sexual del universitario. Bogotá: Fundación para el avance de la psicología.

González, J. M. (1981) Hablemos del sexo. Barranquilla, Lallemand Abramouk.

González, J. M.; Ardila, R.; Guerrero, P.; Penagos, G. y Useche, B. (2004) Sexualidad en Colombia. In: Francoeur, R. & Noonan, R. (Ed.) International Encyclopedia of Sexuality. New York: Continuum, p. 210-226.

González, J. M.; Bermúdez, D.; Dáguer, D.; Espinoza, I. y Sepúlveda, G. (2001) Comunicación y satisfacción en estudiantes universitarios con pareja. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 59-68.

González, J. M.; Bermúdez, D.; Dáguer, D.; Espinoza, I. y Sepúlveda, G. (2001) Machismo, comunicación y satisfacción en estudiantes universitarios con pareja. Revista Investigación Bolivariana, Barranquilla, Año 4, No. 4, p. 120-125.

González, J. M.; Bernal, M.; Ahumada, R. y Bolívar, D. (2004) Evaluación del proceso de aplicación de un programa de intervención sobre equidad de género en un grupo de estudiantes universitarios con relación de pareja. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 3. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 39-53.

González, J. M.; Bernal, M. y Carbonell, J. (2001) Efectos de un dispositivo de intervención sobre equidad de género en adolescentes. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Bernal, M. y Carbonell, J. (2000) Efectos de un dispositivo de intervención sobre equidad de género en adolescentes. En: Revista Perspectiva Social, Barranquilla, Año 3, No. 4, p. 86-89.

González, J. M.; Bernal, M. y Carbonell, J. (1999). Aproximación a la construcción de un dispositivo de intervención sobre equidad de género en adolescentes. En: Revista Terapia Sexual, Vol. 2, No. 2, p. 37-40.

González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (2004). Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 3. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (2003). Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 2. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (2001) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 1. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. y Better, M. (2006)  Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 4. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Better, M.; Navarro, X.; Silvera, H.; Bolívar, T. y Villegas, L. (2006) Factores de riesgo para la salud en estudiantes universitarios del Caribe colombiano. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 33-39.

González, J. M.; Better, M.; Navarro, X.; Silvera, H.; Bolívar, T. y Villegas, L. (2003) Salud en la Universidad. Un estudio de riesgos en el caribe colombiano. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Cárcamo, N.; Consuegra, M.; García, R.; Coley, V.; Galofre, E.; Amador, L.; Hernández, D. y Sánchez, L. (2001) Textos de educación sexual para el caribe colombiano. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Chala, D.; Alba, N.; Frutos, F. y Schmalbach, J.  (2000) Alcohol, drogas y prevención del VIH/SIDA. En: Revista Terapia Sexual, Vol. 3, No. 2, p. 41-44.

González, J. M.; Daguer, D. y Reason, F. (2006) PrevenSida Caribe: Un programa para prevenir el VIH/Sida. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 41-50.

González, J. M.; Daguer, D. y Reason, F. (2006) Efectos de un chocolate con L-Arginini (Playful ®) sobre el deseo sexual, la excitación, la lubricación, el orgasmo, la satisfacción y el dolor en mujeres del Caribe colombiano. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 25-31.

González, J. M.; Daguer, D. y Reason, F. (2005) Estudio experimental de los efectos de L-Arginini y Niacina sobre la sexualidad femenina. Revista Terapia Sexual, 8, 1, 101-108.

González, J. M.; Daguer, D. y Reason, F. (2003) Efectos de L-arginine y Niacina sobre el deseo sexual, la frecuencia coital, la sensibilidad genital, la lubricación vaginal y la auto percepción del orgasmo: informe preliminar. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 2. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 11-24.

González, J. M.; Estrada, I.; Pelufo, M. y Pastor, M. (2001) Características de la relación de pareja en estudiantes de undécimo grado de Barranquilla. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. y González, J. (2003) Sexualidad en personas mayores de 60 años. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Volumen 2. Barranquilla: Editorial Antillas. P. 25-38.

González, J. M. y González, S. (2004) Evaluación del video “El árbol de chicoca” para la prevención del abuso sexual infantil en el Caribe colombiano. Revista PsicoGente. 12, 60-69. 

González, J. M. y González, S. (2004) Evaluación de un video para la prevención del abuso sexual infantil. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 3. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 71- 79. 

González, J. M. y Guerrero, B. (2007) Riesgo de ser abusado sexualmente en niños y niñas de educación básica en Cartagena de Indias. En: González, J. M. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 49-53.

González, J. M.; Haupt, I.; Osorio, M. y Eljaiek, L. (2007) Estudio descriptivo del estrés ocupacional y la vida en pareja de un grupo de trabajadores(as) de una universidad en Barranquilla. En: González, J. M. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 55-60.

González, J. M.; Herrera, D. y Herrera, M. (2006) Estudio descriptivo de conocimientos y comportamientos sexuales relacionados con VIH/Sida en estudiantes de postgrado. En: González, J. M. y Better, M. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 4. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 83-97.

González, J. M.  y Lacera, N. (2007) Terapia Sexual en el III milenio. 2ª ed. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M.; Lobo, L.; Martínez, A.; Meléndez, D. y Salcedo, J. (2007) Efectos de un programa psicoeducativo basado en el modelo APA (Amigos-Padres-Amantes) sobre las características de  la relación de parejas en estudiantes universitarios. En: González, J. M. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 17-47.

González, J. M.; Marín, J.; Chala, D.; Alba, N.; Frutos, F. y Schmalbach, J.  (2000) Juventud y VIH/SIDA. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. y Medina, J. L. (2005) El jugo de Noni y la plenitud sexual. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. y Medina, J. L. (2003) Sexualidad a plenitud. Barranquilla: Editorial Antillas.

González, J. M. & Mier, S. (2007) Investigaciones publicadas en la revista Psicogente. Revista médica de la costa, Vol. 2, No. 5.

González, J. M. & Mier, S. (2007) Utilidad de la terapia biofotónica en el tratamiento del estrés, la farmacodependencia y las disfunciones sexuales. Revista médica de la costa, Vol. 2, No. 5.

González, J. M. y Mier, S. (2007) Clínica del amor: una experiencia de promoción y prevención en salud sexual a través de espacios fijos en la televisión. En: González, J. M. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 66-74.

González, J. M. y Mier, S. (2007) Trastornos sexuales masculinos y drogadicción. En: González, J. M. (Ed.) Investigaciones en Salud sexual y Familiar en el Caribe Colombiano. Tomo 5. Barranquilla: Editorial Antillas. p. 61-65.

González, J. M.; Pinilla, L.; Díaz, E.; Girón, M.; Restrepo, S. y Romero, L. (2004) Conocimientos y comportamientos sexuales de riesgo relacionados con VIH/SIDA en estudiantes universitarios: 1999 y 2003. Revista Latinoamericana de Sexología. Vol. 19, No. 1, 15-21.

González, J. M.; Ramírez, M.; Rodríguez, L.; Romero, E. y Sánchez, X. (2001)  Actitud machista y consumo de alcohol en estudiantes universitarios. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas. P.69-74.

González, J. M.; Ramírez, M.; Rodríguez, L.; Romero, E. y Sánchez, X. (1999) Consumo de alcohol, marihuana y cocaína en estudiantes universitarios de Barranquilla. En: Revista Perspectiva Social, Vol. 2, No. 3, p. 84-85.

González, J. M.; Rosado, M.; Better, M.; Bernal, M. y Vásquez, R. (2003) Grupo de investigación Salud, cultura y sexualidad. Revista PsicoGente. 11, 77-83.

González, J. M.; Rosado, M.; Bernal, M. y Marín, J. (2000) Pobreza, Salud Sexual y Desarrollo. Bogotá: Plaza & Janes.

Mier, S. & González, J. M. (2007) Eficacia de un instrumento de intervención derivado del modelo Amigos-Padres-Amantes en parejas del Caribe colombiano. Revista médica de la costa, Vol. 2, No. 5.

Rosado, M. C. y González, J. M. (2000) La educación sexual basada en valores y actitudes. En: Revista Encuentro Bolivariano, Año 3, No. 3. p. 38-40.

Vásquez, R.; González, J. M.; Aguilar, L. y Pacheco, M. (2001) Riesgo de ser abusado sexualmente en niños y niñas de 4°, 5° y 6°  grado de educación básica. En: González, J. M.; Bernal, M.; Rosado, M. y Vásquez, R. (Ed.) Investigaciones sobre salud sexual y familiar. Tomo 1. Barranquilla: Editorial Antillas.

Anexo 4 - Mi lucha sobre salud sexual en la Región Caribe

El primer escrito mío para El Heraldo salió publicado el Miércoles 31 de enero de 1979, gracias al apoyo del Dr. Juan B. Fernández Renowitzky, quien creyó en mis ideas. A partir de ese momento mi lucha por tres conceptos importantes está íntimamente ligada a este diario liberal. Por más de 40 años yo solo he dicho tres cosas, de muchas diferentes maneras:

1 - A las familias les he dicho que “los niños y los jóvenes necesitan educación sexual”. Eso no lo invente yo, la frase es tomada textualmente del Concilio Vaticano II. Al principio muchas personas se rasgaron las vestiduras ante esa afirmación de un joven profesional que en ese momento acaba de regresar al país con estudios de postgrado en psicología. Hoy eso nadie lo discute. De hecho, el mejor programa de educación para la vida sexual en Colombia es el desarrollado por los colegios de la Compañía de Jesús, sacerdotes católicos. Hoy está claro para la ciencia que la base de la mayoría de los problemas sexuales y matrimoniales es la inadecuada educación para la vida sexual y conyugal.

2 - A las mujeres les he repetido una y mil veces que el placer sexual no es algo malo, sucio, vergonzoso ni pecaminoso. Les he explicado que Dios creo a la mujer con clítoris, un órgano cuya única función es generar placer sexual porque en los planes divinos está claro el deseo de que la mujer tenga orgasmos, para el disfrute sexual de ella y de su marido.

El derecho al placer sexual de la esposa es un mandato divino y estuvo presente desde el principio en la creación del universo. Eso también está claro para muchas mujeres que han pasado por mi consulta y hoy disfrutan intensamente de su vida conyugal.

3 - A los hombres les he tratado de enseñar que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres. Mi mensaje de respeto y equidad con el sexo femenino ha chocado muchas veces con el machismo reinante en nuestra sociedad caribeña. Pero poco a poco los hombres han ido descubriendo las mieles de la actitud democrática con sus esposas.

La armonía conyugal y el sexo abundante y placentero que genera una esposa que se siente querida y respetada no tienen precio. Los hombres han ido descubriendo que el principal enemigo de una deliciosa vida sexual conyugal es el resentimiento que se genera en la mente de una esposa que se siente maltratada física o psicológicamente. El machismo tiende a volver frías, indiferentes y poco afectuosas a las mujeres de los hombres machistas.

Durante casi 40 años he tratado de propiciar un cambio en la cultura de la Región Caribe luchando por estas ideas desde el periódico El Heraldo y a través de otros medios de comunicación, como Telecaribe, Blu Radio, RCN y Caracol Radio, y desde la Universidad, gracias al apoyo del Dr. José Consuegra Bolívar, y creo que ya se ven algunos efectos positivos de esta lucha.

Claro que es importante reconocer que yo no fui el primero en hablar de estas cosas en Barranquilla, el pionero fue un distinguido ginecólogo, el Dr. Fernando Navas Uribe, quien trajo estos temas a la Región Caribe colombiana con una actitud científica muy respetable y a quien yo reconozco como un modelo profesional en mi vida profesional y académica.

Más información en "Autobiografía de José Manuel González Rodríguez":