martes, 3 de abril de 2018

El trago o mi familia...



Por Dr. José Manuel González Rodríguez
Terapia de pareja - Terapia sexual - Terapia de las adicciones - Terapias alternativas
Integrando la investigación científica y la alta tecnología occidental contemporánea
en salud y la milenaria sabiduría de la Medicina China Tradicional
Universidad del Norte de Barranquilla
Universidad Simón Bolívar de Barranquilla
Universidad Manuela Beltrán de Bogotá
Universidad del Valle de Guatemala
Hospital Mount Sinaí de Miami Beach
Escuela Neijing
Autor del “Método González” - Escritor de más de 25 libros y cerca de
100 artículos en revistas especializadas.
Miembro del Colegio Colombiano de Psicólogos
Expresidente de la Sociedad Colombiana de Sexología
Exprofesor de varias Universidades (en Colombia y el exterior)
Consultorio en Bogotá: Calle 119 No. 7-14, Santa Ana Medical Center.
Consultorio en Barranquilla: Carrera 51B No. 94-334, Centro Médico Vital.
Citas en Bogotá: WhatsApp (+57) 3106302444
Citas en Barranquilla: WhatsApp (+57) 3017544461
Citas vía Skipe o Facetime: WhatsApp (+57) 3017544461
Twitter: @drjosegonzalez
Instagram: @drjmgonzalez
Facebook:@gonzalezbarranquilla
Autobiografía de José Manuel González Rodríguez:
Si este tema te parece interesante busca más información con el hashtag #metodogonzalez

 

El trago o mi familia

En nuestra cultura se estimula frecuentemente el consumo de licor con la idea errónea de que solo podemos divertirnos consumiendo alcohol. Esto facilita que muchas personas se alcoholicen, sufriendo así las negativas consecuencias del frecuente consumo de licores.

La violencia intrafamiliar (insultos, humillaciones, golpes, etc.) se da, según las investigaciones recientes, con más frecuencia en los ambientes donde hay consumo de alcohol. Generalmente el consumo también está acompañado de situaciones que facilitan la infidelidad y los problemas que esta trae al vínculo conyugal.

Por eso no es raro que las personas casadas con hombres o mujeres que abusan del alcohol comiencen a pensar en eliminar ese elemento de sus vidas. Poco a poco la experiencia les va mostrando que el licor le trae muchos problemas a la vida conyugal.

Lo que yo veo en mi consulta, es que cuando hay problemas en la pareja, la persona afectada por el alcoholismo de su esposo o esposa, es la que generalmente sugiere primero la necesidad de una ayuda profesional.

Quisiera resaltar que, en cualquier tipo de problema de pareja, la persona que primero sugiere la búsqueda de ayuda profesional es la persona que primero visualiza la posibilidad de un divorcio en el horizonte. Cuando una persona le sugiere a su cónyuge la posibilidad de terapia de pareja es porque ya perdió las esperanzas de que la solución a los problemas se de solo entre ellos dos, y, además, ya se dio cuenta que ese problema está a punto de destruir el matrimonio. Pero generalmente la otra persona no se da cuenta de ese peligro. Generalmente el otro cónyuge no lo ve así. Puede que este de acuerdo en que tienen un problema serio para resolver, pero no ve el peligro del divorcio cercano. Terrible error… por eso trata de evitar la ayuda profesional, por considerarla innecesaria. 

Por eso, simplemente, promete cambiar lo que les afecta.
Esto generalmente no funciona. Prometer no volver a tomar (o ser una persona fiel) no tiene en cuenta las causas de la infidelidad, o del alcoholismo. Es como atacar la fiebre, pero no hacer nada para eliminar la infección que produce la fiebre. Como es natural, al pasar el efecto de la pastillita para la fiebre, la infección volverá a producir fiebre. Por eso es importante un tratamiento de pareja, para corregir las causas. En la terapia de pareja se buscan las causas y se trabaja en ellas. 

En esta etapa es común que alguno de los dos pida ayuda profesional y, aunque la otra persona no desee la ayuda, se puede salvar el matrimonio con el trabajo serio y persistente de la persona que desea fortalecer el matrimonio. Eso se llama terapia indirecta, solo con un cónyuge.

Algunas veces no ocurre ningún cambio, los problemas continúan, y entonces a la persona que sugirió buscar ayuda profesional se “le llena la copa” y manda todo a la basura. Llegan a plantear el dilema: el trago o la familia. ¿O dejas el trago o me voy de tu lado con los hijos? En este punto solo se salvan unas 3 de cada 10 parejas…

Moraleja: 1) si tu pareja te sugiere buscar terapia de pareja, escúchala, porque las cosas están más mal de lo que tú probablemente piensas… 2) no dejes que las cosas lleguen al extremo de que a tu pareja se le “llene la copa” y mande todo a la basura… en ese momento solo se salvan muy pocas parejas…

Te invito a leer:

       
ARTÍCULOS DE MI BLOG MÁS LEÍDOS…
       
              
TALLER PREMATRIMONIAL DE SEXUALIDAD Y EROTISMO PARA NOVIAS

AUTOBIOGRAFÍA DE JOSÉ MANUEL GONZÁLEZ RODRÍGUEZ



MÉTODO GONZÁLEZ:

EDUCACIÓN SEXUAL PARA ADULTOS: CURSO GRATUITO ON LINE
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2013/02/educacion-sexual-para-adultos-curso.html



PLENITUD SEXUAL FEMENINA:
http://drjosegonzalez.blogspot.com/2011/01/la-plenitud-sexual-femenina.html

POMPOARISMO - EL ARTE DE CONTROLAR LA VAGINA:

¿QUÉ ES EL SEXO TÁNTRICO?



TE INVITO A LEER MI ARTÍCULO DE ESTA SEMANA EN LA REVISTA MIÉRCOLES:

PUEDES DESCARGAR GRATIS ALGUNOS DE MIS LIBROS EN:
http://drjosegonzalez.blogspot.com.co/2015/12/1.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario